“Año nuevo, mente nueva”

¿Qué tal si comenzamos a cuidar de nuestra mente al igual que lo hacemos con nuestro cuerpo? La higiene mental se refiere a todas las acciones que permitan alcanzar un equilibrio emocional y armonía con el entorno, favoreciendo nuestra calidad de vida. Para cuidar nuestro cuerpo no esperamos estar enfermos físicamente, sino que procuramos su bienestar ya sea con ejercicio físico, limpieza, alimentación saludable, etc., sin embargo, muy pocas veces nos planteamos la importancia de mantener saludable a nuestra mente, cuando en realidad merece la misma importancia.

Para empezar este nuevo año en mayor armonía con nuestras emociones y pensamientos, podemos realizar prácticas de higiene mental que facilitarán todo eso que quieres hacer el próximo año.

Primero, entrena tu atención, el cerebro tiene una gran plasticidad por lo que si enseñamos a nuestra mente a centrarse cada día en el presente, reduciremos la tristeza y la ansiedad.

Segundo, celebra todo lo que ya lograste por más pequeño que pueda parecer, para que tu cerebro incremente la memoria del éxito.

Tercero, visualiza y establece dónde quieres estar en un año, con una prioridad clara vas a poder tomar acciones alineadas hacia lo que deseas alcanzar.

Cuarto, comienza a escribir todos tus pensamientos y emociones en el momento que surjan, de esta manera lo vas a liberar de tu cerebro.

Finalmente, aprende a tolerar la incertidumbre y la adversidad, practica la resiliencia sin dejarte hundir ni resistirte a la pérdida, al error o a la adversidad, con la confianza de que saldrás adelante a pesar de todo, ya que esto es parte de la vida que te permitirá vivir el presente y el futuro con mayor perspectiva. La flexibilidad en tus acciones y metas te va a ayudar a vivir con mucha más calma y autocompasión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
× ¡Escríbeme!