Psicología Social y Parentalidad

Durante muchos años se ha tenido una perspectiva de intervención con respecto a problemáticas sociales basada en el déficit, es decir, intervenciones reactivas que se centran en los problemas existentes en las familias y la intervención se basa en grupos de riesgo Psicología Social y Parentalidad.

Generalmente, se interviene en casos de familias con problemáticas mayores, como: negligencia, abuso, incapacidad parental, entre otros. Sin embargo, es importante reflexionar sobre la importancia de un enfoque basado en la promoción y prevención, en el cual, se tome consciencia de la importancia de actuar de forma proactiva y promover el bienestar familiar.

Fortalecer los factores de protección, analizando y entendiendo la necesidad de apoyo en distintos grados que pueden tener todas las familias. La función de la familia es básica en el contexto social y personal, siendo la misma, el ambiente de desarrollo más importante para un individuo es la estructura fundamental de interacción y desarrollo de una persona.

Como psicólogos podemos entender la importancia de que los infantes crezcan y se desarrollen en un ambiente adecuado, debido a la alta plasticidad cerebral que los seres humanos poseemos en la infancia y adolescencia, lo importante que es para el desarrollo futuro. En la infancia creamos la mayoría de las creencias que conducen nuestro comportamiento.

De ahí radica mi interés en plasmar la importancia de una parentalidad positiva con herramientas e información que esté basada en la evidencia para el más optimo desarrollo de los infantes, las familias y la sociedad. Considero que el actuar desde la prevención, es decir, crear programas que impulsen y guíen hacia una parentalidad positiva es una manera para impactar sobre las problemáticas sociales. La prevención es tan importante como la intervención, y desde mi punto de vista más importante.

Los programas de salud mental en Ecuador sobre todo aquellos basados en la intervención social y comunitaria son escasos. Por lo tanto, la urgencia en desarrollo de estrategias y programas comenzando desde la psicoeducación y desde la base de la sociedad que es la FAMILIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
× ¡Escríbeme!