Profecía autocumplida o efecto pigmalión

La “Profecía Autocumplida o Efecto Pigmalión” es un sesgo de pensamiento selectivo, en el cual, nos anticipamos a los acontecimientos antes de que éstos ocurran, y el sistema nervioso comienza a actuar como si ya fuesen una realidad, aumentando exponencialmente la probabilidad de que eso suceda.

Cuando vivimos alguna experiencia, nuestro cerebro la registra y la guarda en la memoria, lo que nos sirve como aprendizaje para un futuro. Hay muchas situaciones parecidas a otras que ya vivimos a lo largo la vida y reaccionamos a ellas en base a la experiencia anterior.

Además, nuestros pensamientos refuerzan la hipótesis que nos planteamos, es decir, si tenemos una idea en la cabeza y la repetimos constantemente, ésta se transforma en una creencia y comenzamos a responder de manera automatizada y no en base a la realidad objetiva.  Este en un ciclo que se retroalimenta y puede ser tanto positivo como negativo para tu vida.

Un claro ejemplo, son las personas celotípicas, quienes tienen la firme creencia (sin evidencia objetiva) de que su pareja les va a ser infiel y su profecía se cumple, su pareja termina siéndoles infiel. Esto ocurre porque “las creencias sobre mí mismo influyen sobre mis acciones y por el impacto causado de las creencias de los demás sobre mí, generando así acciones en los demás”

Intenta pensar todo el día en que te vas a caer y seguro ese día te caerás. “DONDE PONES TU ATENCION DEPENDE TU REALIDAD”.

Por lo tanto, debemos comenzar a cuestionar nuestras creencias, buscando hechos objetivos que las respalden o que las nieguen. También es importante comenzar a observar, en lugar de simplemente reaccionar. Si pones atención a tus pensamientos, podrás detectar las creencias que te están limitando y replantearte otras más objetivas y reales. Así mismo, observa las etiquetas que te has puesto o te han puesto “soy vago/a” “no soy inteligente” “soy muy poco” “eres malo” y busca evidencia para resignificar estas creencias. (O)

Trata al hombre tal como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser” (Johann Von Goethe). 

2 comentarios en “Profecía autocumplida o efecto pigmalión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
× ¡Escríbeme!